Ser valiente en México…

Uno de mis grandes defectos es que soy una persona muy aprehensiva. Una vez que se me mete una idea a la cabeza la desmenuzo, la examino y busco todas las perspectivas posibles.

No había terminado de digerir la noticia la de Miriam Rodríguez cuando llegó la muerte de Javier Valdez. Los dos estandartes de lucha ejemplares contra el narco y el crimen organizado en México. Qué lástima que la garantía de impunidad de sus asesinos fuera como una bomba de tiempo que tenían en las manos.

Pero es algo que decidieron conscientemente, es algo que vieron como necesario. Gritar una creencia con el cañón de un revólver en la nuca con tal de hacer justicia en contra de cualquier adversidad. 

Miriam era cualquier mamá que represento a muchas, y Javier no fue cualquier periodista si no uno que debió inspirar a muchos.  

Nosotros no deberíamos ser cualquier ciudadano que se queda en silencio. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s