¿Qué sucede?

Muchas personas piensan que odio a Alfaro, pero no, odio sus disparos destinados para “convertir a Guadalajara en una capital cultural de Latinoamérica”.

Ya no voy a decir más de las esculturas (está muy claro que no están en mi gracia), hoy vengo a hablarles de lo que observé en la inauguración de SuCeDe, la fiesta cultural que inicia el 7 de octubre y finaliza el 18 de noviembre, el itinerario cubre teatro, cine, circo y hasta promoción a la lectura, lo cual me intriga. Lamentablemente el horario me dificulta mucho la asistencia a menos de que sea en fines de semana, espacios donde pretendo tener más acercamientos con el festival buscando mejorar mi primer impresión del evento.

En primera instancia la organización me pareció excelente, en redes sociales círculo un video donde dejaban muy claros los cierres viales y los horarios en que comenzarían y terminarían. Las personas llegaron con antelación para encontrar lugares donde estacionarse (a nosotros nos tomó más o menos quince minutos encontrar un espacio no tan alejado de la Minerva).

Todo pintaba bien, aunque era mucha gente (si, me estaba muriendo y hasta se me revolvió el estómago sentirme tan rodeada de gente) había cierto orden ignorando por supuesto a uno que otro pequeño genio distinguido que se pegaba a ti para pasar y saltar las pequeñas bardas de contención para estar más cerca del espectáculo.

Mis respetos para el audio, estoy acostumbrada a escuchar estática y cantos satánicos en los eventos públicos y realmente estoy muy agradecida por entender cada palabra que dijo nuestro gobernador y disfrutar cada una de las canciones del espectáculo sin problema.

Los globos temáticos del fondo del mar fueron muy impresionantes lo poco que pude verlos de cerca, pero aquí es donde las cosas se empiezan a poner un poco mal.

Primeramente, se dijo que desde cualquier punto de la minerva se iba a poder disfrutar de los globos, afortunadamente vivimos en una ciudad que pese a la indiscriminada tala de árboles aún cuenta con bastantes ejemplares bastante grandes que dificultaba mucho ver lo que estaba pasando ya que los globos se habían conglomerado en la glorieta.

Una parte del público pensaba que había asistido a un desfile. Claramente en general se ignoraba que lo que estaban viendo era una historia llamada “La perla”, que como dice el título, cuenta la historia de una perla que se sale de su zona de confort para conocer el mundo debajo del mar.

Les Plasticients Volants es un grupo de circo callejero dirigido a familias que tiene renombre mundial, pero el común denominador desconoce esa información, aunado a la falta de énfasis en la historia y del espectáculo los niños perdieron el interés en los globos las familias empezaron a retirarse en masa. La gente se aburrió.

Cualquier arte se tiene que aprender, si nosotros no estamos acostumbrados a determinado formato en el que tenemos que tejer la historia con los elementos que nos dan enfrente de nosotros solo hay peces inflados dando vueltas con música elegida al azar, era inevitable que la gente se preguntara que diablos estaba haciendo ahí.

Aunque ahora la bala pasó más cerca que con las esculturas el análisis de los públicos para determinar una línea realista para iniciar la nada fácil tarea de inculcar cultura masivamente sigue brillando por su ausencia.

Si, va a haber fotos de masas de gente, si hace dos años no existían estos eventos, pero ¿Qué vamos a lograr? ¿Es esto más que un placebo para que la gente crea que estas inversiones “culturales” van a significar una mejora social? Está en veremos.

Por último les dejo el enlace para descargar el itinerario de actividades, para que los que puedan también se den un momento para conocer las distintas propuestas

https://festivalguadalajara.mx/agenda/invitados-estelar/perla

Anuncios

Deberias o no deberias ver Gerald’s game

Stephen King es tendencia.

Últimamente hemos visto más de una adaptación de sus libros en series y películas y una delas tantas es Gerald’s Game, producida por Netflix.

https://www.youtube.com/watch?v=twbGU2CqqQU&t=1s

Desde el tráiler sabemos que nos estamos metiendo en terrenos peligrosos en cuanto a la cantidad de estrés que se va a tener que manejar en la película tomando en cuenta que Jess está atada a la cama y su esposo se murió de un infarto sobre ella, pero tristemente esta es la parte menos preocupante de esta película.

Hago este review porque creo que acabo de ver una película muy buena en la que no hubo ni un solo jump scare y terminé muy nerviosa, asustada, pero creo que no es una película para todos, ya que toca temas muy sensibles y lo maneja tan crudo como Stephen King puede ser en sus libros.

Si son un poco observadores, desde el tráiler pueden notar que Jessica tiene problemas con la fantasía de Gerald de hacer un role play en el que fingiría violarla, su reacción es agresiva, exaltada. Desde el principio mi hermana y yo inferimos que probablemente había vivido un evento traumático en su niñez (tenemos muy fresco el caso de Beverley y su padre en “It”) pero no esperábamos que se manejara el tema del abuso infantil tan claro durante el desarrollo de la historia.

*SPOILER* *ADVERTENCIA: Si eres sensible al tema del abuso  sexual, pederastia y similares, por favor abstente de ver el siguiente clip*

https://www.youtube.com/watch?v=NVuiJFKuWps

Esta es la escena que realmente me perturbó en exceso, de verdad creo que no puedo explicar el asco que me causo, es la escena más explícita que he visto en cuanto a abuso sexual de un padre a una hija (aunque no haya penetración). Después de este evento el padre de Jess se acerca a ella para manipularla de tal manera que no le diga lo sucedido a su madre, haciéndola sentir culpable y lavándose las manos del acto dejando un terrible sabor de boca para el espectador.

Este suceso realmente es el alma de la película, es la piedra angular del desarrollo de la historia y si no están listos para lidiar con él es mejor que busquen otra película para pasar el rato.

Por otro lado tenemos a “The man made of moonlight”

https://www.youtube.com/watch?v=x685YqqpL8k

Este fue mi elemento favorito de la película, me gusta mucho esa tensión entre saber si era parte de la psicosis de Jess o si era un ser real, además de que por sí mismo da el sentimiento de incomodidad por su fisionomía deforme.

No es constante, pero hay mucha sangre, si el suicidio de Hannah Baker te molestó vas a tener que adelantar unos buenos dos minutos de la película.

Finalmente les digo, yo no podría recomendar Gerald’s Game, la verdad es que la respeto mucho, porque no había visto un thriller psicológico tan bien hecho en mucho tiempo, pero no es una película que disfrutas en pareja (¿O sí?)  o con la familia, es una película tensa y fuerte.

Eso me asusta pero me gusta.

Me encantan las películas de terror, pero en general no suele ser porque me causen miedo en realidad. En su mayoría las películas de terror me parecen tan ridículas y mal actuadas que me parecen cómicas.

Por alguna razón estamos acostumbrados a que esto es terror:

Piel podrida, bocotas, ojos blancos, dientes chuecos entre otras características que encontramos anormales, repulsivas y adjudicables a criaturas paranormales. Esperamos escuchar el génesis de tales horrores como argumento central de las películas y, aunque sean increíblemente insatisfactorios y ridículos los aceptamos siempre y cuando la montaña rusa de “jump scares” nos mantenga lo suficientemente tensos (por predecible e irritante que sea)

Las mejores películas de terror que he visto no tienen esto:

Que horrible es cuando en una película se apoyan únicamente en los efectos auditivos para conseguir reacciones del público (azotar una puerta, que caiga un rayo, un cambio de escenario abrupto, hasta poner un salero en una mesa incluso).

En “It” se rompe un poco el paradigma, en lugar de centrar la historia en el ente maligno el desarrollo pretende contar la historia de los personajes construidos cuidadosamente como sus originales de la novela de Stephen King. Esto incluye a “Pennywise, the dancing clown” quien atinadamente actúa como un payaso, lo cual me imagino podría haber parecido chocante para el público.

Los personajes son niños, por lo que se sobreentiende que el ritmo de la película tenga ese aire medianamente infantil. Y digo medianamente tomando en cuenta que:

1. El hermano menor de Bill desapareció y sus papás no parecen tenerle ningún tipo de simpatía

2. Beverly sufre de abuso sexual de su papá

3. Ed tiene una mamá controladora (muy estilo Misery del mismo Stephen King)

4. Mike vio morir a sus padres en un incendio

Entre otros problemas y deficiencias, sin contar que tienen la mala suerte de vivir en un pueblo donde un ente maligno despierta cada 27 años para alimentarse. Si me lo preguntan a mi estos son suficientes elementos para decir que la historia es, sin duda, una trama de terror.

Aquí los personajes y la historia importan más que las escenas sueltas diseñadas para asustar en la película genérica de posesiones #120 o la joven pareja recién casada en una casa con “x” maldición #375.

“It” no es el arquetipo de película de terror al que estamos acostumbrados y por esa parte puedo entender que haya gente decepcionada por la falta de gritos abruptos y monstruos CGI, pero si puedo dar un consejo es que la vean más como una historia sustanciosa que una película de terror como las conocemos hoy en día.

El 6 de octubre se estrena “La posesión de Verónica” por Paco Plaza (REC), basada en hechos reales etc., En caso de que “It” de verdad no pueda ganar un lugar en sus corazones creo que esta película les puede quitar el mal sabor de boca

Mi problema con los diarios

Fragmento de un texto que nunca envié a la convocatoria porque, como siempre, decidi que no era lo suficientemente bueno.

02 de Junio del 2017

“Mujeres con ganas de escribir”.

Fue la frase que captó mi atención mientras, irresponsablemente, mirujeaba Facebook durante mis horas laborales. Diría que es un mal hábito que he adquirido desde que trabajo desde casa pero sería una mentira, siempre me ha gustado leer cosas inherentes al trabajo para combatir el hastío. Es un hábito pésimo para una persona como yo que no podría poner en su currículum que es buena para el multitasking, necesito concentrarme (y mucho) en la tarea que tengo frente a mí para completarla sin equivocarme (tanto).

Honestamente la literatura forma una parte constante de mi vida y creo que es ese mismo amor a la literatura lo que hace que necesite escribir con cierta regularidad. No puedo decir que tengo un estilo excepcional o extraordinario, pero sí creo que en cada letra que escribo estoy reflejando mi alma y mi personalidad (sin las trabas que me causan tener que ver a una persona a la cara mientras tejo mis ideas de manera coherente). Parecería que estoy intentado ser estética tal vez en mi manera de escribir pero es importante recalcar que la gente dice que “hablo chistoso o muy propio” y eso se deriva de mis hábitos de lectura. Aprendí a leer con un montón de escritores y, lo peor, traductores castellanos que me enseñaron una que otra frase demasiado dramática o rimbombante.

En fin, toda esta palabrería es para dar un marco de cómo llegué aquí, a este momento en mi escritorio con un libro de Jonass Jonasson, mi libreta del trabajo, mi libreta donde escribo mis ideas, una taza de café y Chipotle como el chile (el nombre completo de mi perro) a mis pies, con la firme decisión de trazar una línea de acción lógica para ser uno de los textos seleccionados para esta convocatoria.  Se me vino el alma a los pies cuando leí “formato…diario” para ser sincera.

Una de las pequeñas enormes frustraciones que viví de niña fue cuando en los primeros años de primaria en clase de español me mandaron a escribir una autobiografía, recuerdo que en inicio sonaba importante, poderoso, “La historia de la vida de Carmen Ríos”. Obviamente para una trayectoria de vida más o menos de diez años de los cuales tres o cuatro son apenas ideas que nos formamos por lo que los adultos nos dicen la cantidad y la calidad de las hazañas era terrible, insignificante. Ese traumático evento también gestó “¿Y a quién le importa Carmen Ríos?”, una saga de mi vida, supongo.

No mucho después y tal vez algo prematuro llegó el diario de una tal Ana Frank a mis manos, ese diario del que todos sabían era de una niña, entonces yo tenía que leerlo para aprehender la información necesaria para convertirme en alguien. Está por demás decir que sin el contexto del holocausto me parecía increíble que alguien se sometiera a situaciones tales como comer papas con orines de gato para esconderse de la policía, pero si había sacado algo de ese libro era que la gente si leía diarios aunque fueran aburridos. Intenté empezar el mío hablando un poco de mi humor, lo que hacía en la escuela, lo que había comido y mis planes para el futuro. Para cuando llegué al tercer día empecé a sentir algo como dejá vù en cada página, el pecado de la repetición empezó a causarme molestia y poco a poco abandoné aquella infantil intención de igualar a Ana Frank en su hazaña de interesar al mundo con un diario.

Hoy nuevamente me pregunto “¿Y a quién le importa Carmen Ríos?”. Vivimos en una época donde gritar al aire escribiendo nuestras furtivas ideas en redes sociales puede significar llegar a alguna otra persona que nos va a regalar un like aprobando nuestro mensaje, confirmando que hubo un receptor a lo que decimos y de vez en vez eso tiene un significado en el mensajero, significa que importas, que tu opinión, tu foto, tu chiste, tus gustos tienen importancia.

Quizá mi infantil miedo nació después de darme cuenta de lo rutinario que era mi diario al querer hacer un registro de lo que hacía día con día, de mis hábitos y de la repetición de mis deberes. En aquel entonces supongo que eso era la vida, lo inmediato. No podía evitar el miedo de no estar cumpliendo proezas antes de los quince años, porque para los treinta ya iba a estar muy vieja para ser protagonista de un libro que enumerara mis hazañas diarias.

Entre más crezco y más conocimientos adquiero voy entendiendo mejor cuál sería a función de un diario en mi vida, un interlocutor silencioso y comprensivo, que no interrumpe y no da opiniones equivocas, un registro de ideas que van cambiando con el paso de los años y el cumulo de situaciones vividas.

Un diario muy humano, un diario sin arrancar páginas, una forma de mirar al pasado y enfrentar a la persona que eras de manera íntima (porque, seamos sinceros, en redes sociales compartimos el material “ya editado” de nuestro día). Un registro de nuestro espíritu, no de nuestro cuerpo.

Supongo que voy a olvidar la idea de hacer borradores y bosquejos para lograr el éxito en mi contienda. Simplemente voy a escribir.

¿Y dónde me había metido?

A veces encontrar un tema adecuado no es suficiente para escribir. Ya lo había dicho en mi primer post, yo paso de dar 300% a -1000 en muchas ocasiones, pero no me voy a cansar de seguir intentando.

Aún tengo trabajo, y aunque he pasado por algunas cosas que les iré contando en general todo se ve bien, espero que mis famélicos proyectos que se alguna manera se han mantenido con vida mientras mi cerebro estaba en reposo evolucionen de alguna manera.

Falta aproximadamente un mes para mi cumpleaños, y aún me aterra la idea de cruzar el umbral de los 30, sin embargo, estoy contenta de tener este pequeño espacio que va a llevar un registro de quién soy y quién seré en ese momento…

Ser valiente en México…

Uno de mis grandes defectos es que soy una persona muy aprehensiva. Una vez que se me mete una idea a la cabeza la desmenuzo, la examino y busco todas las perspectivas posibles.

No había terminado de digerir la noticia la de Miriam Rodríguez cuando llegó la muerte de Javier Valdez. Los dos estandartes de lucha ejemplares contra el narco y el crimen organizado en México. Qué lástima que la garantía de impunidad de sus asesinos fuera como una bomba de tiempo que tenían en las manos.

Pero es algo que decidieron conscientemente, es algo que vieron como necesario. Gritar una creencia con el cañón de un revólver en la nuca con tal de hacer justicia en contra de cualquier adversidad. 

Miriam era cualquier mamá que represento a muchas, y Javier no fue cualquier periodista si no uno que debió inspirar a muchos.  

Nosotros no deberíamos ser cualquier ciudadano que se queda en silencio. 

De la historia detrás de mi cabello corto…

Bueno, parecerá chiste, pero no solo mantengo mi cabello corto por mi desdén y mi acentuada falta de interés en dar una imagen atractiva a la sociedad…Mi cabello corto es un memento más allá de un “fashion statement”.

Dos personas que ya no se encuentran con nosotros en este maravilloso mundo (personas a las que quise con todo mi corazón) siempre me prefirieron con cabello corto y cada que pienso en la posibilidad de dejarmelo crecer algo pasa. Algo me recuerda a ellos. 

Ayer por la noche el mensaje no podía ser más claro. Ricardo Zermeño, un hermoso ser humano que me enseñó lo poco que se sobre cuidado personal (él era como mi polo opuesto, el siempre se arreglaba de maravilla) me visitó en sueños. De esos sueños gratificantes que a la hora de despertar dejan un extraño vacío cuando pensamos que ya no son personas a las que podamos visitar y agradecer por evitar que tomemos decisiones tontas…

La última vez que hablé con Ricardo me lo dijo claro y conciso “Lo tuyo es el cabello corto. Te ves más perra y eso va contigo.”. ¿Se pueden interpretar esas palabras como algo más que un cumplido?

Solo he visitado a Ricardo un par de veces en el cementerio, pero siempre intento ir lo mejor vestida para la ocasión, para honrarlo de alguna manera.

La otra persona es mi abuelo, mi querido “papá Beto”. Pero esa será una historia para otra ocasión, porque la nostalgia en exceso irrita los ojos.

Total, el viernes me voy a cortar el cabello. 

Convirtiendo la esclerosis en algo útil.

Exactamente el viernes pasado asistí a una conferencia virtual del IGCAAV (Instituto de Gestión del Conocimiento y del Aprendizaje en Ambientes Virtuales) donde me pidieron que hablara un poco sobre como he vivido mi carrera a través del metacampus y cuáles fueron los obstaculos con los que me encontré.

https://investigacion.udgvirtual.udg.mx/blogs/2017/04/27/la-inclusion-educativa-los-alumnos-discapacidad-del-suv/

Me sentí ajena. Estaba con personas ejemplares como Casimiro Arellano que ha cursado la misma carrera que yo con parálisis cerebral y con Eneida Rendón a quien conocí empezando la carrera porque coincidimos en un círculo de lectura. Siempre la admire, ella es invidente pero es una persona súper capaz y completa que ha logrado de todo. ¿Yo? Yo tengo esclerosis múltiple. La enfermedad de las mil caras.

Es curioso, yo fui porque mi querida maestra Blanca Brambila me extendió la invitación, pero creo que jamás hubiera ido por iniciativa propia, porque yo soy una persona normal ¿o no? Aunque ya he estado en silla de ruedas, aunque ya me he quedado en cama días enteros porque no me puedo mover.

Pero terminé hablando sobre lo difícil que era a veces leer 100 páginas borrosas seguidas, de lo imposible que sonaba salir a encuestar a 100 transeuntes sobre sus hábitos lectores, sobre como había días en que no podía coordinar para escribir como quisiera, todas las pequeñas molestias que van desde intensos dolores de cabeza hasta la incapacidad de concentrarse….muchos pequeños detalles que juntos pueden significar mucho.

Hablamos sobre como las personas con “incapacidades” suele esconderse mucho y el ambiente virtual ayuda mucho a poder enmascarar “n” cosas que no nos gustan sobre nosotros mismos. Pero también hablamos de la necesidad de crear espacios que hagan sentir incluidas a ese sector de la sociedad, la necesidad de buscar conceptos y herramientas clave para lograr que las personas con alguna enfermedad, discapacidad, condición, como quieran llamarle sigan sintiéndose parte funcional de la sociedad CON su respectiva característica.

Me gustó mucho saber que hay personas interesadas en mejorar las plataformas educativas con esa finalidad y tomé la decisión de que yo también quiero aportar mi granito de arena.

Aunque había decidido que la Esclerosis Múltiple no era compatible con la Gestión Cultural me di cuenta de algo importante, y es que antes que paciente de EM yo soy gestora cultural, soy escritora. Y si tengo que esforzarme 200% más para llegar al mismo lugar que todos pues que así sea.

IMG_20170328_182611_876

Afortunadamente en este momento de mi vida la enfermedad está controlada a grandes rasgos, y siento que es momento de aprovechar lo que sé y lo que vivo para ayudar a otras personas en condiciones similares.

Creo que aún no suben el video de la conferencia, pero dejo el enlace al principio por si alguien tiene la fortuna de escuchar mi melodiosa voz (aclaro, es sarcasmo).

De lo que pasó en la Feria Municipal del Libro.

IMG_20170429_140437748.jpg

Aquí vamos a hablar de dos cosas. La primera es mi experiencia, que fue algo corta debido al sol pero muy divertida y enriquecedora y la segunda que es donde me gustaría que enfocaran su atención a las críticas de algunas figuras del mundo literario y cultural de Guadalajara que encontraron indignante que el centro de la FML no fuese Juan Rulfo.

Los libros alineados esperando a sus dueños, todos ellos con descuentos especiales (supongo que por estar dentro del marco del evento) de editoriales tan conocidas como Porrúa o independientes como Arlequín. Me gusto la manera en que estaban dispuestos los libros fuera del Palacio Municipal y las atenciones de los libreros con el público. La inauguración se llevó a cabo en la explanada del palacio donde se presentó a la autora homenajeada, Guadalupe Dueñas, cuentista fallecida hace 15 años. Los ciclos y las pláticas estaban programadas en bibliotecas y cafés cerca del palacio. Para ver el programa completo pueden consultar la página oficial de la FML que les dejo a continuación:

http://www.feriamunicipaldellibrogdl.com.mx/

Hablando de eso me gustaría platicarles mi inusual encuentro con un escritor ya mayor que se acercaba para preguntar si alguien podía “comprar sus cuentos para publicarlos”. Hablé un poco con él y me dio una muestra de su trabajo y una tarjeta de presentación en busca de apoyo para dar a conocer su trabajo. Me he puesto a investigar cuales son las opciones del señor para publicar su libro y que el autor que hay en él pueda estar tranquilo con esa satisfacción, ya les contaré cuál es la resolución de esta historia en el futuro.

IMG_20170429_135936249

Finalmente me fui a leer uno de mis nuevos tesoros de Mario Benedetti al café del Teatro Degollado donde pedí una tabla de quesos y una copa de vino Malbec (la dieta exige, pero hay cosas buenas que todavía se pueden disfrutar). Para terminar una tarde agradable vi que el ballet del Jorobado de Notre Dame había sido un éxito y se había extendido con cuatro fechas nuevas. Aparentemente GDLuz dejó buenas secuelas sobre la capacidad para atraer al público a atender actividades culturales como el teatro.

Ahora bien, hay personas que no están tan contentas con la ejecución del FML:

“…en contra de lo que dictaba hasta el sentido común, de organizar la feria de este año en torno a quien, según la UNESCO, es el escritor de lengua española más traducido a otros idiomas después de Miguel de Cervantes, las norteadas por no decir atolondradas autoridades culturales tapatías ningunearon a Rulfo, para decantarse por una escritora de segunda o tercera categoría como es el caso de Guadalupe Dueñas, una narradora modesta y fácilmente prescindible.”

From <http://okupo.mx/feria-municipal-del-libro>

No sé ustedes, pero a mi me parece muy vil decirle a un autor o autora (para que no vayan a decirme “feminazi”) que es fácilmente prescindible. Claro, Guadalupe Dueñas no es del tamaño de lo que es Juan Rulfo y probablemente nunca lo será. Yo personalmente soy fanática de Pedro Páramo, es de mi libros cortos mexicanos favoritos, pero en mi opinión (sobre todo los tapatíos) ya conocen y respetan la obra y el legado de Juan Rulfo en México y en el mundo, darle la oportunidad a otros autores (incluso darle la oportunidad a autores vivios) me parece algo muchísimo más atinado que engordar la imagen de Rulfo.

Estoy de acuerdo, las actividades podrían ser más atractivas para el público general, ya que casi todas las actividades están hechas para personas que ya tienen cierto acercamiento a la literatura y no funciona tanto como una invitación a integrarse, pero tampoco me parece una “total y rotunda alegoría a la mediocridad” ya que, por lo menos el tiempo que yo tuve para estar ahí. La gente en su mayoría si se detuvea y acercaba a sus hijos para mirujear los libros y más de uno se llevaba un par.

Si alguno de ustedes tuvo la oportunidad de visitar la FML me gustaría saber su opinión para contrastar perspectivas, para las personas que viven fuera de la zona también me gustaría conocer como viven este tipo de eventos literarios en sus ciudades o países respectivos.

De libros cortos Vol. 2

IMG_20170503_113112124

Reportándome de nuevo después de una larga ausencia (tomando en cuenta que acostumbro publicar diariamente). Tuve un lapso de tristeza de esos que no tienen explicación particular pero me vuelven una persona fofa y mi elocuencia baja más allá de cero. Pero regrese con muchos pendientes que todavía les tengo que platicar. Voy a empezar por la reseña pendiente que tenía de “El viejo y el mar” y “El extranjero” para agregar a la lista de libros cortos que se pueden leer en un día.

Estos dos libros son de autores que me gustan mucho, principalmente Albert Camus, por lo que vamos a empezar con él.

Image result for el extranjero albert camus

  1. El extranjero. Albert Camus

Dificultad: Baja

A pesar de tratar con temas filosóficos la capacidad de Camus de escribir de manera envolvente nos permite leerlo de una manera casi adictiva, necesitamos saber qué es lo que sigue en sus historias. El extranjero narra la historia de Meursault, quien nos va contando su vida pero, aquí esta lo interesante, él no parece realmente sentir ni relacionarse con nada de los acontecimientos narrados, se limita a vivir y hacer.

Ésta es la segunda vez que leo el extranjero y lo disfruté aún más que la primera, creo que es un buen libro para iniciarse en la lectura cuando nos gustan más las temáticas realistas que fantásticas.

En esta ocasión compre el libro de “Editores Mexicanos Unidos” por $30.00. 107 páginas con fuente 11 diría yo.

Image result for el viejo y el mar

  1. El viejo y el mar. Ernest Hemingway

Dificultad: Baja

Uno de los clásicos que probablemente nos topamos en secundaria o preparatoria. Este libro fue escrito por uno de los autores norteamericanos más reconocidos internacionalmente, aquel veterano de guerra que terminó su vida con una escopeta en la boca nos dejó como legado un trabajo literario que refleja la fuerza de su carácter.

La historia gira en torno de Santiago, un pescador anciano que lleva 84 días sin atrapar absolutamente nada. Un día parte solo al mar y atrapa un pez espada de gran tamaño que se niega a morir sin dar batalla, posteriormente leeremos sobre las reflexiones de Santiago sobre su vida. Es un libro que personalmente me parece que cuenta con una nostalgia muy bonita y una narrativa en la que nos podemos envolver fácilmente.

También de “Editores Mexicanos Unido”, fuente 12, 105 páginas por $38.00.

Yo sé, son muy pocas palabras para cada libro (que yo considero que son obras grandísimas a pesar de la cantidad de hojas), pero es difícil dar un resumen de un libro tan corto sin entrar a detalles, creo que es importante mantener cierta incertidumbre cuando vamos a leer algo para darle lugar a sorpresas que pueden llegar a ser muy satisfactorias.

 

La lista de libros cortos por el momento va así:

  1. Las batallas en el desierto
  2. De ratones y hombres.
  3. La familia de Pascual Duarte.
  4. Memoria de mis putas tristes.
  5. El extranjero.
  6. El viejo y el mar.

 

Si tienen recomendaciones para esta lista las espero con gusto, si tienen recomendaciones fuera de la lista también las agradezco.